Para la cocina debemos elegir un suelo resistente, es fundamental escoger el material perfecto que se ajuste a las necesidades de una cocina, el suelo de la cocina requiere prestar atención a detalles como la colocación de los muebles para esto te asesoramos partiendo de los distintos materiales con los que nos podemos encontrar.

Suelo de cocina de madera, estos suelos se adaptan perfectamente a cualquier diseño de cocina ya que hay infinidad de diseños y texturas, la madera da calidez y proporciona un ambiente acogedor, en el caso de deterioro se puede lijar para que quede como nueva. Aunque la madera es resistente debemos tener en cuenta que la humedad no nos conviene para este tipo de suelo, necesita un mantenimiento con líquidos especiales para su limpieza.

Suelo de cocina de piedra como el granito y el mármol, estos suelos además de ser elegantes y bonitos son muy duraderos y resistentes, si hay desgaste se puede pulir para que quede como nuevo, tienen una superficie porosa por lo que hay que tratarlos con los materiales adecuados. Puede resultar un tanto frío y al ser irregular es un poco difícil de limpiar.

Suelo porcelánico de cocina, no necesitan mantenimiento especial y son muy resistentes a los golpes, además existe infinidad de colores y texturas con imitación a madera o piedras y son muy fáciles de limpiar. El único inconveniente es que su precio suele ser elevado.

Suelos de cocina de azulejos cerámicos, estos suelos son muy resistentes, impermeables y muy fáciles de mantener, no necesitan de líquidos especiales para su limpieza, también tienen imitación de madera o piedra.

Suelos de cocina laminados, si escogemos un suelo laminado de alta calidad es muy resistente y es impermeable. Los hay de imitación a madera o piedra y su mantenimiento es sencillo además se puede instalar sobre suelo ya existente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.